Detección temprana del cáncer de mama eleva hasta en un 98% la sobrevida de la mujer


Perder el miedo a la mamografía y el autoexamen es fundamental para ganar la batalla contra esta patología que es la primera causa de muerte por cáncer en las chilenas.

“Si lo sabes es más fácil”, es una de las tantas frases que motivan a las mujeres a luchar contra el Cáncer de mama, que diariamente se lleva la vida de tres chilenas y que es catalogado como el cáncer más común en la población femenina afectando a 1.7 millones, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esta enfermedad, que tiene su conmemoración en el mes de octubre, es la primera causa de muerte por cáncer y se estima que cada tres horas se diagnostica un cáncer de mama en nuestro país, principalmente en mujeres mayores de 50 años. Por ello, a pesar de que el cáncer no se puede evitar, es importante detectarlo con la realización de exámenes como la mamografía después de los 35 años de edad y autoexámenes en casa.

Según especialistas en la materia, una detección temprana del cáncer podría disminuir la tasa de mortalidad en un 30%, elevando la sobrevida de una persona con tumor maligno en un 98%. En este sentido la mamografía es clave y la pieza angular para disminuir su tasa de mortalidad.

La mamografía y el autoexamen

La mamografía es una imagen médica tomada con rayos X para buscar signos de cáncer en sus etapas iniciales, usualmente hasta tres años antes de que se pueda sentir. Si bien para la mayoría de las mujeres realizarse una mamografía puede ser un proceso incómodo y doloroso, actualmente toma solo unos minutos y las molestias desaparecen pronto. De igual forma se recomienda no hacerla previa o durante la menstruación.

En el caso del autoexamen mamario, que no reemplaza la mamografía, es recomendado por los médicos para estar atento a cualquier síntoma. En las mujeres que aún no tienen su menopausia, se les recomienda efectuarlo durante los primeros días siguientes a la menstruación. Mientras, que las que ya la tuvieron, se les recomienda hacerlo una vez al mes y fijar una fecha para ello.

¿Qué síntomas debería preocuparme para ir al médico?

El cáncer es una enfermedad que a veces es silenciosa, por lo mismo es de suma importancia poder identificar las señales que podrían ser preocupantes para visitar al médico:

  • Nódulo palpable.
  • Retracción o cambio de posición del pezón.
  • Pliegue o retracción de la piel.
  • Mama con aspecto de “piel de naranja”.
  • Dilatación de los vasos sanguíneos.
  • Enrojecimiento de la mama.
  • Ganglio axilar palpable.
  • Sensación dolorosa en una mama.
  • Escozor o picazón y lesión o costra en el pezón.
  • Secreción por el pezón.

¿Cómo hacerme el autoexamen?

Cabe recordar, que el autoexamen mamario debe enseñarse y practicarse cuidadosamente. A continuación te enseñamos los pasos fundamentales y como se debe hacer un autoexamen:

¿Qué es el cáncer de mama?

El cáncer de mama es un tipo de cáncer que se debe principalmente a mutaciones o anomalías de ciertos genes en las células mamarias, mutaciones que producen un tumor maligno y que a su vez puede propagarse hacia otras partes del cuerpo. De hecho, este se origina en las células de los lobulillos, que son las glándulas productoras de leche o en los conductos o vías que transportan la leche desde los lobulillos hasta el pezón.

¿Factores de riesgo?

Especialistas recomiendan que toda mujer después de los 35 años vaya por lo menos una vez al año a realizarse exámenes como la mamografía, ya que es uno de los estudios más precisos para la detección de esta enfermedad que no suele manifestar síntomas en su inicios.

Por lo mismo, hay que estar atento a alguna señal a partir de esta edad a pesar que la mayoría de los diagnósticos fluctúan entre los 55 y 64 años. A continuación te presentamos algunos factores de riesgos que podrían influir en el desarrollo de este cáncer.

  • Mujeres con antecedentes familiares de cáncer de mamas, ya sea en la línea materna o paterna. Cuando existe una historia familiar de cáncer de mamas en hermanas, madre, tía o abuelas, las probabilidades de sufrir esta enfermedad aumentan. A pesar de que la mayoría de los cánceres no se originan de este factor, ya que solo el 5 % de este tipo de cáncer es hereditario.
  • Mujeres que fueron madres después de los 35 años.
  • Mujeres con antecedentes de cáncer ovárico o de colon.
  • Factores hormonales como primera menstruación antes de los 11 años o menopausia después de los 55 años.
  • Obesidad y mala alimentación.

Considerando que el cáncer de mama es una realidad que se debe combatir en nuestro país y a nivel mundial, a partir del año 2001 Chile incorporó la mamografía al programa de resolución de especialidades en la atención primaria de salud. De hecho, se garantiza una mamografía cada tres años a toda mujer entre 50 y 69 años a beneficiarias del seguro público gratuitamente.

A su vez, este cáncer es una patología cubierta por el AUGE, por lo cual ante cualquier sospecha se tiene acceso a confirmación diagnóstica, tratamientos, rehabilitación, seguimientos, y cuidados paliativos.

En este sentido, en centro de Imagenología San Lorenzo, estamos comprometidos con la concientización sobre el impacto que tiene el cáncer de mama en la vida de millones de mujeres en chile y a nivel mundial, por lo mismo, te invitamos a realizar tus chequeos con tu médico especialista. Como también, apoyarte en el diagnóstico y detección temprana a través un examen de mamografía o nuestra nueva tecnología de imagenología médica PET - CT para la detección de diferentes tipos de cáncer y patologías de alta complejidad.

Detéctalo temprano, salva tu vida.

Reserva telefónica 72 297 7100